The news is by your side.
 logo-google-new

¿Cómo avanza el desarrollo energético en el mundo?

  • Reino Unido, Francia y Estados Unidos están poniendo un gran énfasis en la generación de energías limpias y renovables. Diferentes empresas de esos países están invirtiendo en costosos proyectos que pretenden revolucionar la industria energética. ¿Qué pasa en Chile mientras tanto? El hidrógeno verde es uno de los principales objetivos.

 

 

Uno de los objetivos mundiales que va de la mano con el combate contra el cambio climático es el de encontrar energías más limpias y renovables.

 

Sólo mediante ellas se podrán reemplazar las energías más sucias como la nuclear, el petróleo, el carbón, el gas natural, entre otras, las cuales son responsables gracias a su uso indiscriminado, del calentamiento global y de la destrucción de varios ecosistemas.

 

A través del Acuerdo de París, varias naciones se comprometieron a trabajar por el desarrollo de nuevas tecnologías capaces de elaborar nuevas energías y una mejor gestión de ellas.

 

Reino Unido, Francia y Estados Unidos, son algunos de los países que más han dado qué hablar últimamente gracias a sus innovaciones.

 

Reino Unido y el desarrollo de baterías

 

En el caso del país europeo de habla inglesa, dos compañías están desarrollando un proyecto que no se enfocará en la creación de energías renovables, sino que en su almacenamiento.

 

Fotowatio Renewable Ventures (FRV) y Harmony Energy son la cabeza de la planificación de un futuro sistema de almacenamiento de electricidad a base de baterías de litio. Estas tendrán una increíble capacidad de 34 MW / 68 MWh, lo que permitirá construir un verdadero campo de baterías que tienen la capacidad para guardar 1.2GWh (gigavatio).

 

Para hacerse una idea de cuánto es eso, según un estudio realizado en 2018, en Chile cada hogar consumió aproximadamente 8.083 kWh (kilovatios) al año, lo que únicamente equivale a 0.008083 GWh.

 

Considerando que la proyección de ambas empresas británicas es poder contar con un capacidad de 4 GWh en baterías, este proyecto puede resultar ser una solución muy conveniente en términos energéticos, ya que no será necesario producir más de la cuenta al año, disminuyendo así el riesgo de contaminación.

 

Francia y el Proyecto Horizeo

 

Otro país que protagonizará la gesta de un impresionante proyecto energético será Francia. En este caso, las empresas Engie y Neoen unirán esfuerzos para dar vida al Proyecto Horizeo, que pretende construir un enorme parque solar con una inversión de 1.000 millones de euros.

 

Sus instalaciones se emplazarán en la región de Gironde de Nouvelle-Aquitaine, cerca de Burdeos, ocupando una superficie de 1.000 hectáreas. A pesar de que está pensado para suplir las necesidades de 600.000 ciudadanos al año, su objetivo central está centrado en otros dos pilares.

 

Por un lado, también se enfocará en almacenar grandes cantidades de energía en baterías al igual que el proyecto británico, pero por otra parte, sus operaciones se centrarán también en la producción de hidrógeno verde en cantidades suficientes para satisfacer la demanda de varias empresas industriales.

 

Estados Unidos y el reactor nuclear Natrium

 

Uno de los países que más demoró en ratificar su presencia en el Acuerdo de París fue Estados Unidos, principalmente porque el gobierno de Donald Trump no estaba de acuerdo con él.

 

Sin embargo, a partir de enero de este año el gobierno de Joe Biden aseguró la presencia del país norteamericano en el tratado, dando pie al desarrollo de diferentes soluciones medioambientales.

 

Dos reconocidos empresarios estadounidenses aprovecharon esto y pusieron en marcha el proyecto que desarrollará el reactor nuclear Natrium, el cual a diferencia de los reactores convencionales, tendrá la capacidad de generar energía limpia libre de gases de efecto invernadero.

 

En base a un sistema que funciona a base de uranio empobrecido, este reactor rápido de sodio tendrá una capacidad de producción de unos 345 MWh (345 mil KWh), capacidad que aumentará gracias a un sistema de almacenamiento que entregará 155 MWh.

 

¿Qué sucede en Chile mientras tanto?

 

Pero nuestro país no se queda atrás, ya que está siendo protagonista a nivel mundial en cuanto a energías renovables se trata. Una de ellas es el hidrógeno verde, concebido actualmente como el combustible del futuro y que se obtiene mediante un proceso de electrólisis del agua convencional, lo que lo hace 100% limpio.

 

Según el estudio Climatescope 2020 realizado por Bloomberg, Chile es el país que tiene el mayor potencial para elaborar este combustible. ¿Por qué? Porque sus condiciones para generar electricidad de forma natural, útil para generar hidrógeno de forma limpia, son muy buenas.

 

Es por esto que el Ministerio de Energía comenzó a aceptar proyectos relacionados a este combustible este año, lo que dio pasó para el inicio de la construcción de la primera planta de hidrógeno verde en el país a manos de la empresa Highly Innovative Fuels (HIF), la denominada «Haru Oni».

 

No obstante, nuestro país no solamente se enfoca en el desarrollo de energías renovables, sino que también se está centrando en el mejoramiento del suministro eléctrico de sus ciudadanos.

 

Para ello varios proyectos se están desarrollando, varios de ellos relacionados con la transmisión eléctrica. Uno de ellos es la construcción de la línea Pichirropulli-Tineo, que está en proceso, además del proyecto Tineo-Nueva Ancud.

 

Estos proyectos, sumados al desarrollo de nuevas energías, tienen planeado otorgar al país un sistema más limpio, moderno y efectivo de cara al año 2050. ¿Podrá Chile lograr equiparar la innovación proveniente de otros países?

 

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 3.626 Veces