The news is by your side.
 logo-google-new

Reino Unido ofrece 10.500 visados a extranjeros debido a escasez de trabajadores

La falta de transportistas ha desencadenado en los últimos días colas en multitud de gasolineras del país, después de que estaciones de servicio de BP y otras compañías se hayan visto obligadas a cerrar instalaciones ante la imposibilidad llevar el combustible hasta los surtidores.

La presidenta de la Cámara de Comercio británica, Ruby McGregor-Smith, sostuvo que la medida anunciada por el Ejecutivo «no es suficiente para solventar la escala del problema» y la comparó con «arrojar un dedal de agua en una hoguera«.

La Asociación de Transportistas por Carretera (RHA) ha advertido desde este verano de que se necesitan en torno a 100.000 conductores adicionales en el Reino Unido, una crisis que ha afectado también a los supermercados y la hostelería, entre otros ámbitos.

Tanto los transportistas como los representantes de la industria cárnica y avícola han achacado parte del problema a la imposibilidad de contratar a europeos sin un visado de trabajo tras el Brexit y a la marcha de miles de comunitarios que residían en el Reino Unido a sus países de origen durante la pandemia.

En las últimas semanas, el Ejecutivo ha urgido a las empresas con escasez de mano de obra a incrementar sus esfuerzos para contratar a empleados británicos, si bien las compañías advierten de que para captar a trabajadores locales es necesario subir los salarios, lo que a su vez repercutirá en los precios a los consumidores.

 

El Ejecutivo afirmó hoy en un comunicado que la ampliación de la concesión de visados se va a llevar a cabo hasta las Navidades, a fin de «rebajar las presiones en la cadena de suministros en la industria de la alimentación y el transporte durante circunstancias excepcionales«. El Consorcio de Minoristas Británicos dio la «bienvenida» a la medida temporal, pero advirtió de que los 5.000 visados previstos para transportistas «van a hacer poco para aliviar la actual escasez».

 

«Solamente los supermercados estiman que necesitan al menos 15.000 conductores para que sus empresas puedan ser capaces de operar a plena capacidad a las puertas de las Navidades«, afirmó en un comunicado Andrew Opie, director de Alimentación y Sostenibilidad de la patronal. Además de los visados a extranjeros, el Gobierno anunció hoy asimismo un programa para formar con urgencia a 4.000 nuevos conductores.

 

Sus planes contemplan que «examinadores del Ministerio de Defensa» contribuyan a llevar a cabo los exámenes para poder otorgar licencias de transporte pesado en las próximas 12 semanas. También se van a enviar un millón de cartas a residentes en el Reino Unido con la formación y los permisos necesarios para conducir camiones pero que no están trabajando en la industria del transporte para «animarles a volver» a esos trabajos.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 4.556 Veces