The news is by your side.
 logo-google-new

¡El oasis de la impunidad! Raúl Schüler pagó solo un cuarto de lo demandado, pero el CDE lo premió poniendo fin al juicio civil en su contra

Esta jornada, el Consejo de Defensa del Estado determinó poner fin al juicio civil presentado en contra de Raül Schüler, empresario al que le encantaba quedarse con estatuas ajenas y que fue condenado por receptación y daño patrimonial y paleontológico.

El organismo público había exigido una demanda de indemnización por perjuicios, debido al daño que ocasionó la sustracción y el robo de piezas caratuladas como monumentos nacionales, las que aparecieron decorando su parcela ubicada en San Francisco de Mostazal. 

El cierre del proceso contra el manilarga de elite fue acordado el pasado 25 de agosto y tuvo lugar en el 29° Juzgado Civil de Santiago. Según informó Radio Cooperativa, el acuerdo consistió en que Schüler pagara $120.000.000 repartidos en tres cheques de igual valor.

¿Cuál es la polémica?

El problema radica en que la demanda original del CDE exigía el pago de $485.951.540. No obstante, el propio organismo determinó que el pago de solo 120 millones, es decir, un 24,6% del total es suficiente, razón por la cual se renuncia a exigir un monto superior. 

A pesar de la crítica enérgica de la ciudadanía, el presidente del CDE, Juan Antonio Peribonio, celebró el trabajo realizado por la entidad que lidera, aseverando además que el monto recibido «cubre casi el 100 por ciento de los daños materiales causados demandados». En consecuencia, «la obtención de la suma obtenida y la sanción penal ya indicada constituyen un evidente éxito del accionar ejercido por el CDE». 

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 3.595 Veces