Conecte con nosotros
The Times en Español

The Times en Español

tpdesalojoenEEUU

Estados Unidos

Millones de estadounidenses están en riesgo de desalojo por el no pago de arriendo

Más de 3.5 millones de personas están amenazadas de desalojo en pocos días tras expirar la prórroga impuesta por la administración Biden que evitaba que afectados por la crisis vinculada a la pandemia de Covid-19 se quedarán en la calle por no poder pagar sus alquileres.

Según datos del censo nacional, 7.5 millones de hogares admiten deber meses de alquiler a sus propietarios. La deuda global contraída por pagos tardíos subiría ya a 13 mil millones de dólares.

La inacción del presidente ante el fin de una protección social básica se justificó en que el tribunal supremo tumbaría una nueva prórroga. Pero la perspectiva de millones de personas en la calle en pleno rebrote del Covid-19 ha desatado la rabia y la frustración en el Partido Demócrata, el del presidente, como muestra el testimonio de la representante por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez que declaró que la Cámara de representantes y su liderazgo tuvo la ocasión de votar una extensión de la prórroga, pero hubo un grupo de demócratas conservadores en el Congreso que prefirieron tomar un avión en vez de votar.

“Si nos miramos en el espejo no podemos culpar al Partido Republicano cuando los Demócratas en el Congreso tienen la mayoría”, agregó la representante del ala izquierda del Partido Demócrata.

Una comisión parlamentaria había propuesto extender la moratoria hasta el 31 de diciembre, pero no consiguió el apoyo suficiente, ni siquiera en las filas demócratas.

“Desafortunadamente, ni un solo republicano apoya esta medida. (…) Es muy decepcionante que los Republicanos en la Cámara y el Senado se hayan negado a trabajar con nosotros en este tema”, lamentó la noche del viernes la presidenta Demócrata de la Cámara baja, Nancy Pelosi, en un comunicado.

Una fuente del Congreso dijo a la Agencia France Presse que la propuesta también está lejos de contar con el apoyo unánime de la propia bancada Demócrata.

A esta situación se suma que el dinero destinado por el gobierno federal para ayudar a las personas y familias en dificultades para pagar el alquiler llega a cuentagotas a sus cuentas bancarias.

Ese dinero se entrega a los estados y las comunidades locales, que luego son responsables de distribuir la ayuda a los hogares. Sin embargo, esto requiere el establecimiento de sistemas complejos para recibir solicitudes, verificar situaciones y, solo entonces, entregar la ayuda.

El resultado: de los 46 mil millones de dólares previstos por el gobierno para este fin, incluidos los 25 mil millones desembolsados a principios de febrero, solo 3 mil millones han llegado a su destino.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 3.347 Veces

logo-google-new
Para La Parte Superior