Noticias para el Mundo Latino

Proyecto de la SENCE, SOFOFA y AHK Chile permitió que 83% de jóvenes que se capacitaron con formación dual terminaran contratados

Aprender en el puesto de trabajo genera mejores oportunidades laborales. Eso es parte de los claros resultados mencionados en el webinar que marcó el cierre del “Estudio para el fortalecimiento del programa formación en el puesto de trabajo (Línea Aprendices)”.

En el evento, cuyo eje fue el relato de primera mano por parte de representantes de empresas, “maestros guías” y “aprendices” partícipes del proyecto, estuvieron presentes Josefina Vodanovic, Jefa Departamento Capacitación a Personas de SENCE, y Cristóbal Phillipi, gerente general de SOFOFA, quienes junto al presidente de la Cámara Alemana (AHK Chile) dieron la bienvenida al público conectado.

Del proyecto de dos años de duración participó un grupo de 70 “aprendices”: jóvenes entre 18 y 24 años, egresados de cinco carreras de educación media técnico-profesional. Este grupo se incorporó a distintas “empresas formadoras” en cinco regiones del país, que por su parte, dispusieron de 60 experimentados trabajadores certificados como “maestros guías” en el proceso, según el modelo alemán.

Tras un piloto de seis meses se creó un índice de desempeño que midió competencias conductuales de empleabilidad para brindar trazabilidad y valor agregado. Los resultados hablan por sí solos: 83% de los aprendices que finalizaron el piloto fueron contratados por las empresas formadoras, 60 “maestros guías” se capacitaron, 38 de ellos obtuvieron el certificado AdA Internacional y el 100% de las “empresas formadoras” fueron certificadas como tales por el organismo binacional.

Víctor Ide, presidente de AHK Chile, destacó que “iniciativas como la que nos convoca hoy, se traducen en ganancias para todos los involucrados: los jóvenes, el ecosistema empresarial y el Estado. La implementación de importantes certificaciones, la instalación de capacidades para una buena gestión de conocimiento interno dentro de las empresas, el reconocimiento y la valorización del trabajo bien hecho y, sobre todo, las oportunidades que vemos que se le abren a los ex Aprendices formados con elementos del modelo dual alemán, son logros que nos motivan a seguir trabajando con fuerza en esta dirección”.

Josefina Vodanovic, jefa del Departamento de Capacitación a Personas de SENCE enfatizó la conveniencia de este modelo multifocal pues, “como bien sabemos, los jóvenes son uno de los motores claves para la economía de nuestro país y sus habilidades y competencias son cruciales para un crecimiento conjunto”.

Diego Osorio, uno de los trabajadores de AMCS que se certificó como “maestro guía” sostuvo que “lo más gratificante del proceso fue ver el tránsito de los aprendices”.

A su vez, Lucía Madrid, quien participó como aprendiz de Maderas Arauco agradeció la labor de los maestros guías puesto que “me ayudaron a crecer personal y profesionalmente”, mientras que Nicolas Jamet, aprendiz de la compañía Liebherr, declaró que “desarrollé muchos valores y uno de ellos fue el compromiso”.

Cabe mencionar que ya en 1997 SENCE apostó por el Programa Aprendices, el cual fomenta la contratación de jóvenes y su formación al interior de las empresas. Para ello las compañías reciben una bonificación del 50% del ingreso mínimo mensual y de un bono de capacitación de hasta $400.000 por cada joven contratado. Con este proyecto se buscó fomentar la inserción laboral temprana de los egresados – algo que se logró con creces.

La combinación de teoría y aplicación práctica en la empresa ha convertido a la formación dual en un modelo de éxito internacional. De hecho, a lo largo de los años el probado sistema se ha convertido en un producto de exportación “made in Germany” con el apoyo del Ministerio alemán de Educación e Investigación y las Cámaras de Comercio Alemanas en el exterior.

Contar con capital humano altamente calificado se traduce en menores tasas de cesantía juvenil, así como en un aumento de la productividad de las empresas. Proyectos escalables como este en cinco regiones chilenas así lo comprueban, transformándose en un aporte a las políticas públicas vinculadas a la inserción laboral de jóvenes. Potenciar la articulación entre los Liceos Técnico Profesional y el sector productivo, además de desarrollar un modelo de empresa “formadora” atingente a la realidad actual nacional y global, es una apuesta-país.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 2.696 Veces

 logo-google-new
Comentarios
Loading...