Noticias para el Mundo Latino

Critica ex cónsul de Ecuador que su país le haya quitado nacionalidad ecuatoriana a Julian Assange

El excónsul de Ecuador en el Reino Unido, Fidel Narváez, calificó como un acto de mala fe la decisión del gobierno de su país de retirar la nacionalidad ecuatoriana al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

“De una manera burda, después de dos años, recién se procede al retiro de la nacionalidad para continuar una persecución a la que las autoridades judiciales se han plegado también”, dijo Narváez a Prensa Latina.

Para el exdiplomático del país suramericano, el gobierno y la justicia ecuatoriana ignoraron el marco de la legislación internacional relativo a la naturalización. Además, ni siquiera permitieron que Assange compareciera en el proceso.

En 2017, se le otorgó a Assange la nacionalidad ecuatoriana, como una acción humanitaria y de protección, acorde con la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados que obliga a los Estados a facilitar en todo lo posible la asimilación y la naturalización de las personas bajo protección internacional.

Según se informó el martes, el Tribunal Contencioso Administrativo de Ecuador notificó formalmente la nulidad de la carta de naturalización del australiano atendiendo una demanda de lesividad interpuesta por la cancillería. Se considera que un activo de naturalización es lesivo cuando se otorga sobre la base de ocultación de hechos relevantes, documentos falsos o el cometimiento de fraude a la ley en el procedimiento de concesión, por ejemplo, el hecho de que carta de naturalización tuvo múltiples inconsistencias: firmas distintas, posible alteración de documentos y tasas impagas, entre otras.

Actualmente, el fundador de WikiLeaks permanece en una prisión de máxima seguridad del Reino Unido, a donde llegó en abril de 2019, cuando el entonces presidente Lenin Moreno le retiró el asilo diplomático concedido siete años antes, y permitió que la policía británica entrara a su embajada en Londres para arrestarlo.

Sobre ello, Narváez señaló que ningún país ha roto de manera tan vil el principio internacional de ‘no devolución’ que constituye la base del asilo.

Por eso, dijo, representa “una vergüenza histórica para mi país, porque la constitución del Ecuador prohíbe la extradición de un ecuatoriano, y Assange gozaba de esa condición cuando fue entregado a la fuerza a una potencia extranjera”.

Con información de Prensa Latina
¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 2.665 Veces

 logo-google-new
Comentarios
Loading...