The news is by your side.
 logo-google-new

Corte Suprema acoge recurso contra megavertedero de Tiltil

La Tercera Sala del máximo tribunal resolvió acoger la reclamación interpuesta por vecinos y organizaciones ambientales de Tiltil en contra de la resolución del Comité de Ministros y de la Resolución de Calificación Ambiental que, en 2017, autorizaron la instalación de un vertedero de residuos industriales peligrosos de la empresa CICLO S.A. en dicha comuna.

En las 23 hectáreas del Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales (CIGRI), con una inversión de US$ 23 millones, recibiría durante sus 29 años de vida útil el 50% de todos los desechos industriales tóxicos (tres millones de metros cúbicos) que se originan en el país a través de 45 camiones diarios.

Es precisamente “el impacto vial del proyecto (…) lleva necesariamente al acogimiento de esta reclamación”, ya que a juicio de los ministros Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Adelita Ravanales, Mario Carroza y Juan Shertzer, las observaciones presentadas por la comunidad sobre esta materia “no han sido debidamente consideradas en la evaluación ambiental del proyecto (…) dejando fuera de todo análisis una materia relevante relacionada con la alteración significativa de los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos”, señala la resolución.

Junto con acoger la reclamación, la Tercera Sala de la Suprema dispuso “retrotraer el procedimiento de evaluación ambiental al estado de que la autoridad disponga la realización de los estudios, informes y diligencias que fueren pertinentes a fin de recabar los antecedentes necesarios para hacerse cargo, oportuna, cabal y debidamente, de las observaciones planteadas”.

Dos organizaciones ambientales de la zonas fueron claves para llevar adelante la defensa ambiental de TilTil frente a este nuevo mega vertedero. Janet Mena de la organización Consejo Comunal y Social de Medio Ambiente señaló que “tras tres años de llevar a tribunales a CICLO.S.A. por querer instalar un megavertadero de residuos tóxicos, agravando aún más la vulnerabilidad y la injusticia ambiental, hemos ganado en la Corte Suprema”.

Por su parte, Sabina Martínez de la organización Acción Ambiental y Salud destacó que el fallo “reconoce que la institucionalidad ambiental no ha recogido, debidamente, las observaciones de una ciudadanía que ha sido brutalmente afectada por la desidia de los gobernantes”.

Concluye afirmando que “como organizaciones dedicadas a la defensa ambiental estamos animadas y creemos que este hito cambia el trato que le ha dado la institucionalidad ambiental le ha dado a nuestra comuna y a nuestra gente. Porque Tiltil no es un basurero sino un territorio de vida, seguiremos exigiendo justicia ambiental”.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 3.378 Veces