The news is by your side.
 logo-google-new

El humorista Gigi Martin relató que durante su “crisis de los cuarenta” hizo una dieta extrema que lo llevó a estar hospitalizado.

Esto debido a que durante esos años se obsesionó con su aspecto físico. Esta será una de las anécdotas que centrará en la noche de este viernes 16 de julio en el programa “Podemos Hablar”.

Un espacio de CHV que es conducido por Julián Elfenbein, y que se caracterizará por la participación de puros humoristas en este episodio.

Durante su intervención, el comediante Gigi Martin, contará cómo una dieta extrema le provocó una grave descompensación que lo llevó a estar hospitalizado durante varios días.  

Estos detalles obtenidos de un adelanto al que pudo tener acceso el portal web TiempoX. “Cuando me llegó el tema de los 40, la crisis de los cuarenta, me puse un aro, de esos chiquititos, pelo largo, auto deportivo y dije, si tengo ese auto, tengo que marcar”.

Que así como Gigi Martin, se puso en contacto con un amigo que tenía un gimnasio y quien le recomendó que hiciera uso de un suplemento. Comentándole que este le ayudaría a bajar de peso rápido y fácil.

Comentó que se trataba de Carnitina, del cual debía tomar una cucharadita en la mañana, y otra en la tarde después de hacer ejercicio. Añadió que uno de los efectos secundarios de ese suplemento era una sudoración extrema.

“Era como salir de la ducha, así transpiraba todos los días… como a los dos meses, me miré al espejo y me encontré mino. Me encontré encachado con los cuadríceps…”. Sin embargo, todo empeoró cuando se reunió a jugar tenis con Bombo Fica y “Chalora” Pizarro.

Durante el juego, se comenzó a sentir mal y todo se volvió negro. Según lo que relató, tras esto despertó desorientado en el hospital, amarrado con una correa y con los sentidos alterados.

“¡Fue terrible! Porque terminé amarrado y cuando despierto, empecé a hablar puras incoherencias porque se me alteraron los sentidos. Era una cosa cognitiva porque no tenía azúcar. Toda el azúcar se me había ido, y el doctor, me dijo que no era mi hora no más”.

Para finalizar otra de las cosas que reveló sobre su “crisis de los cuarenta”, es que su obsesión llegó a tal punto que comenzó a utilizar ropa interior con relleno. “Cuando iba a actuar de repente, me compraba esos potos falsos. Lo hice como dos veces”.

“Después no lo usé más, porque un día me desmayé y me sacaron la ropa y me encontraron el poto falso, ¡la vergüenza grande!”.

 

Con Información  de Gossipvzla y TiempoX.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 5.269 Veces