The news is by your side.
 logo-google-new

Banco Central eleva proyección de crecimiento entre 8,5 y 9,5% para este año

El Banco Central publicó este miércoles el Informe de Política Monetaria (IPoM) correspondiente a junio de 2021, en el que destaca que la recuperación de la actividad ha sorprendido positivamente en los primeros meses de este año, reflejando el fuerte impulso macroeconómico y la mejor adaptación de la economía a las restricciones sanitarias.

Asimismo, que el consumo privado ha aumentado con fuerza, alimentado por los retiros de ahorros previsionales y las masivas transferencias fiscales. A ello se agregan las reformas recién aprobadas, con lo que la expansión fiscal será significativamente superior a la prevista en marzo pasado.

El informe señala que la suma del mejor desempeño reciente y el aumento del impulso al gasto, en un contexto de condiciones externas más favorables, llevan a un importante aumento del crecimiento proyectado para este año (8,5%-9,5%), adelantándose con ello el cierre de la amplia brecha de actividad provocada por la crisis del Covid-19.

El IPoM resalta que el mercado laboral continúa mejorando de manera heterogénea, con una parte —el empleo asalariado formal— que ya se ha recuperado tras el shock causado por la pandemia, pero también con otra que se mantiene rezagada. En este último se sitúan el empleo por cuenta propia y asalariado informal, los trabajadores de más baja calificación y las mujeres.

También destaca el informe que, pese a la recuperación de la actividad y la ampliación de los estímulos fiscales, la percepción económica general empeoró en meses pasados. Esto, agrega el IPoM, se debería a factores como la evolución de los contagios, las cuarentenas y la heterogeneidad que se observa en la recuperación.

Sobre esto último, destaca que el desempeño de parte de los servicios, la construcción y el transporte de personas, continúa sin alcanzar sus niveles previos a la pandemia, hito que el comercio y la industria lograron hace seis meses o más. Se suma a ello el rezago y fragilidad en la recuperación del mercado laboral.

Resalta además que los indicadores de incertidumbre siguen elevados, muy por encima de los previos a la crisis social, y el mercado financiero chileno se ha desacoplado de las tendencias globales. En este último caso destaca el aumento de las tasas de largo plazo, la caída de la bolsa de valores y el aumento del premio soberano.

PROYECCIONES

En cuanto a las proyecciones, el escenario central del IPoM de junio aumenta el crecimiento esperado para este año, a un rango entre 8,5 y 9,5% (6,0 y 7,0% en marzo).

Cerca de dos tercios de la diferencia con la estimación hecha en marzo se explica por la acumulación de medidas de impulso al gasto adoptadas en los últimos tres meses, y el tercio restante principalmente por el mejor inicio del año y la adaptación de la economía.

Agrega que las masivas transferencias fiscales y la aprobación del tercer retiro de ahorros previsionales llevan a proyectar un crecimiento anual del consumo privado en torno a 15% (en torno a 12% en marzo). A su vez, la formación bruta de capital fijo aumentará 11,4% en el año, mientras las exportaciones totales crecerán algo más de 1%. En este escenario, el cierre de la brecha de actividad será más temprano que lo estimado anteriormente.

Para 2022 y 2023, los rangos de crecimiento se corrigen a la baja respecto de marzo, de acuerdo con la mayor base de comparación, el paulatino descenso del impulso al consumo y un dinamismo de la inversión que se estima acotado. En cuanto al PIB, éste aumentará entre 2 y 3% en 2022 (3 y 4% en marzo) y entre 1,75 y 2,75% en 2023 (2,5 y 3,5% en marzo).

Finalmente, destaca que un elemento central de estas proyecciones es la política fiscal, que este año agregará un impulso superior al contemplado en marzo. Es así como al considerar los anuncios ya concretados y el gasto adicional que significarán las medidas de apoyo a hogares recientemente aprobadas y a PYME en discusión, el gasto público se expandirá en 25% nominal, comparado con el 5% considerado en marzo. Sostiene que, para 2022 y 2023, se asume que no se mantendrá un impulso masivo como este, dando paso a políticas concentradas en los segmentos más rezagados y una estabilización de las finanzas públicas.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 3.347 Veces

Comentarios
Loading...