Noticias para el Mundo Latino
 logo-google-new

Gobierno de Bogotá reporta disturbios en manifestaciones en el suroriente de la capital

Desórdenes de orden público se presentan en la noche del miércoles en la localidad de Usme, en el suroriente de Bogotá, en medio de enfrentamientos entre algunos manifestantes y agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, informó el Gobierno local.

«Funcionarios de la Alcaldía que buscaban mediar en el punto fueron amenazados con cuchillos por manifestantes violentos. En condiciones así es la Policía de Bogotá quien restablece legítimamente el orden público mediante intervención del Esmad», escribió el secretario de Gobierno de la capital, Luis Ernesto Gómez, en su cuenta de Twitter.

Los disturbios se presentan desde horas de la tarde en un punto conocido como Yomasa, por lo cual socorristas de la Cruz Roja han debido atender en el lugar a personas con heridas menores.

«Para garantizar paso vehicular en Yomasa fue necesaria intervención policial», agregó Gómez.

Asimismo, en varios sectores de Bogotá se presenta afectación en el tránsito vehicular por el cierre de algunas vías por parte de manifestantes, mientras que el sistema de transporte masivo Transmilenio suspendió varias de sus rutas y cerró algunas de sus estaciones por el mismo motivo.

Según la prensa local, cientos de personas regresan en este momento caminando hacia sus hogares.

Colombia vivió el miércoles una nueva jornada de movilización social convocada por el Comité Nacional del Paro (CNP) como parte de las jornadas de protesta que lidera desde el pasado 28 de abril contra medidas impulsadas por el Gobierno.

Delegados del CNP mantienen reuniones con las autoridades para garantizar la protesta social e instalar una mesa de negociaciones que permita poner fin a las movilizaciones.

La mayoría de las manifestaciones transcurrieron de manera pacífica en las principales ciudades del país, según los reportes de los organizadores y de las autoridades.

Colombia cumplió el miércoles 29 días de paro nacional en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal impulsada por el Gobierno, que ante la presión de las movilizaciones debió retirarla el domingo 2 de mayo.

Sin embargo, las manifestaciones han seguido y el miércoles 19 de mayo la presión social logró que los congresistas de las comisiones séptimas conjuntas de Senado y Cámara aprobaran archivar el polémico proyecto con el que se planteaba una reforma al sistema de salud.

Al menos 50 personas han muerto durante las protestas, la mayoría a manos de efectivos de la Fuerza Pública, y casi 600 fueron heridas, de las cuales al menos 37 sufrieron lesiones oculares por disparos efectuados por la policía, según denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos.

Además, se detuvo de manera arbitraria al menos a 1.430 personas y se cometió violencia sexual contra 21 mujeres.

Ante tales abusos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la OEA, la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos, entre otros, han denunciado ante la comunidad internacional un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía de Colombia. (Sputnik)


Esta Nota fue Leída 2.882 Veces

Loading...

x