The news is by your side.
 logo-google-new

Insólito: por cargar un celular desconectan refrigerador y se pierden 1.000 vacunas de covid-19. ¿Dónde ocurrió?

En Kirguistán, antigua república de la antigua Unión Soviética ocurrió uno de esos casos insólitos que parecen broma, pero que son tan ciertos como lamentables. En una clínica de Bishkek, un hombre, al parecer un operario de mantenimiento, decidió desconectar una nevera que contenía vacunas contra la COVID-19 porque su teléfono celular no tenía carga y no encontró mejor oportunidad que usar la toma de corriente del refrigerador.

Debido a la desafortunada acción del empleado se tuvieron que tirar a la basura cerca de 1.000 unidades de la vacuna Sputnik-V que la Federación de Rusia donó a este país, uno de los más pobres de Asia Central.

El ministro de Sanidad de Kirguistán, Alymkadir Beyshenaliyev, dijo que, si se comprueba que alguno de los trabajadores de la clínica echó a perder las vacunas, este mismo centro médico tendrá que responder económicamente.

Las vacunas que tuvieron que desecharse hacían parte de un lote de 20.000 que el gobierno ruso entregó a Kirguistán como ayuda contra la lucha contra la COVID-19, que en este país de 6,6 millones de habitantes ha acabado con la vida de 1.735 personas.

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 11.128 Veces