The news is by your side.
 logo-google-new

Señor Director: REVOLUCIÓN CULTURAL PATRIÓTICA La solución no es política, es patriótica.

Este lunes 17 de mayo de 2021, después de un mega proceso eleccionario, jamás visto en la historia de Chile, veremos a la siempre ganadora Clase Política, justificando sus triunfos morales. Unos dirán que arrasaron con la derecha y otros dirán que arrasaron con la izquierda. Todos sacaran cuentas alegres, incluso, los evidentes perdedores. Otros, como la mayoría de los independientes de verdad, esos que no se sumaron a ninguna lista de partidos, se sentirán traicionados, engañados y demolidos por las millonarias campañas de sus adversarios. Dineros aportados por adineradas familias o solventes empresarios que sostienen, con su dinero, lo poco y nada que va quedando de los corruptos e ineptos políticos y sus cúpulas partidistas.

Bajo esa lógica, nuevamente podemos observar que nuestros amigos, y más de algún familiar, votarán por los mismos de siempre. Por aquellos que están más cerca del dinero y del poder, convencidos que esa es la solución. Se los dijimos para el Plebiscito: el “Apruebo” ganará, y lejos. No nos creyeron. Esta vez tampoco nos creyeron. No lo logran comprender porque no quieren salir de su burbuja de confort. Si siguen buscando la solución con los mismos de siempre, perderán una y otra vez.

Estas elecciones, fue una lucha desigual donde, además, los Partidos en Formación, poco y nada pueden influir en el tablero político. Menos aún, un Partido en el que los Políticos y los corruptos empresarios, no están invitados: Patriotas por Chile. Un Partido de Patriotas, de Independientes y Ciudadanos. Un partido que no viene de la política, no está formado por políticos ni pertenece a ningún grupo empresarial, económico, militar, religiosos, intelectual, académico o intelectual. Un Partido que no se declara de oposición, tampoco de izquierda o de derecha, menos de extremos.

Un partido que, bajo juramento y declaración notarial, ha afirmado que está dispuesto a hacer el servicio en el Congreso. No por los millonarios y abusivos sueldos, sino por el Bien Común y el bolsillo de los más necesitados. No por sus bolsillos.

Un partido con una Declaración de Principios que condena la violencia como método de lucha política, reconoce el aporte del Gobierno Militar al desarrollo de Chile, promueve el respeto y empoderamiento de las Fuerzas Armadas y de Orden, y exige la existencia de una sola justicia, en especial para ex uniformados que son perseguidos por un sistema judicial que dejó de existir el año 2005.

Patriotas por Chile, sin destruir nada, pretende conservar la chilenidad, la historia de nuestra Patria, el respeto a sus héroes y sus fronteras. Proposiciones, declaraciones y honorables promesas, que le hacen ganarse el odio de los políticos, de izquierda y derecha, porque les destruyen su millonario negocio, fundado en un asqueroso clientelismo donde, por cuoteo político, se distribuyen el botín del Estado.

Hoy, 16 de mayo, a horas de comenzar a saber los resultados de estas elecciones, creo que los únicos que se pueden sentir ganadores, es Patriotas por Chile. Un partido Político nacido en la adversidad de una pandemia jamás vista y con todas las restricciones de movilidad que ello significó. Un Partido que, sin pedirle un peso a nadie, hoy está registrado en el SERVEL, como Partido en Formación. Un Partico que hizo su lanzamiento oficial a través de una convocatoria virtual y por las Redes Sociales. Por lo mismo, y con razón, nos sentimos ganadores porque sin vendernos a nadie y sin hacer vergonzosas alianzas, cumplimos con la Ley.

Patriotas por Chile, hasta ahora, es politicofobio. Lo somos, porque tenemos un sentimiento negativo, de hastío y vergüenza de los actuales políticos. Los que están destruyendo nuestra Patria. Los que, una vez más nos tienen enfrentados para esconder su corrupción y ineptitud, haciéndose cada día mas millonarios, poderosos e intocables.

Políticos que hoy nos conducen por la senda de una “Todapoderosa” Asamblea Constituyente y nos tratan como a embobados imbéciles dispuestos a participar en sus juegos de poder, aunque en ello se nos vaya el tiempo y la vida. Políticos que nos insultan y nos agreden con sus groserías, cada vez que se les da la gana. Políticos que hoy se esconden detrás de los Independientes. Esos que en su mayoría serán traicionados porque en estas elecciones fueron solo el “arroz graneado” para arrastrar votos a los políticos de siempre. Políticos que abusan de la disciplina de las Fuerzas Arandas y de su polivalencia, para solucionar lo que ellos no son capaces de hacer. Hoy, esos políticos, nos tienen al borde de un grave enfrentamiento y con la amenaza de un nuevo intento terrorista para quemar La Moneda.

Políticos de esa supuesta y cobarde derecha que traicionaron a las Fuerzas Armadas permitiendo la persecución, el enjuiciamiento y encarcelamiento de ex militares con procedimientos que no están contemplados en nuestro actual sistema de justicia. Procedimientos, además, que se basan en ficciones jurídicas, sumarios secretos, jueces prevaricadores y la más absoluta falta de pruebas, necesarias para condenar a un inculpado, al que no se le respeta su presunción de inocencia.

Una derecha e izquierda política que se coludió con los peores empresarios del país para robarle a los más necesitados y promulgar leyes que favorecen a las grandes empresas nacionales y transnacionales.

Una clase política, liderada especialmente por la supuesta derecha, que no fue capaz de proponer un adecuado proyecto o solución para, en esta pandemia, ir en apoyo económico de los más necesitados. La gran y aberrante solución fue sacarles sus ahorros del bolsillo derecho y metérselos en el bolsillo izquierdo. Un abuso que les reventó en la cara y que la izquierda lo capitalizó, quitándoles la gran oportunidad que tenían por delante para demostrar, alguna vez, algún grado de sensibilidad con los más necesitados. No solo eso, además abrieron definitivamente las puertas para destruir el actual sistema de ahorros de pensiones. El mismo que ellos ya habían socavado utilizando dichos fondos para aumentar la riqueza de otros y no la de los ahorrantes.

Patriotas por Chile, a partir de hoy, se juega su última carta en esta etapa de Formación. Tenemos 30 días para constituirnos, al menos, en tres regiones territorialmente consecutivas. Una Batalla por Chile, por la Patria. Una Batalla Cultural que la cobarde derecha nunca dio y nunca entendió. Queremos devolverle a los chilenos ese país que conocimos en los años 90 y 2.000. No queremos seguir avanzando. Queremos retroceder y comenzar de nuevo, pero esta vez sin equivocarnos. Crecer con dignidad, equidad, sin odio, sin violencia y sin terrorismo.

Todo depende de ustedes, está todo listo y dispuesto. Es el momento para que le den la oportunidad, y ustedes también, a un Partido de Patriotas. Es el momento de castigar con su elección a quienes solo tienen el 2% de aprobación ciudadana: los Políticos.

Finalmente, les recuerdo, si siguen confiando en los mismos de siempre o esperando que otros los salven, en los próximos tres años, la Patria que hoy conocemos, dejará de existir. Debemos comprender que la solución no es política, es patriótica.

 

Christian Slater Escanilla.

Presidente (P).

Patriotas por Chile.

 

Importante: «Las opiniones vertidas en este publicación  son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de The Times en Español.»

¿Encontraste algún error? Avísanos

Esta Nota fue Leída 15.685 Veces