CONÉCTATE CON NOSOTROS

The Times en Español

indigenas colombia

Latam

Fuertes enfrentamientos entre comunidad e indígenas en protesta en Colombia

 Fuertes enfrentamientos, incluso con armas de fuego, se produjeron este domingo entre indígenas que mantienen las protestas contra el Gobierno central y ciudadanos que buscan poder movilizarse desde hace más de una semana en medio de los bloqueos de los nativos en la ciudad de Cali (suroeste de Colombia).

Fuertes enfrentamientos, incluso con armas de fuego, se produjeron este domingo entre indígenas que mantienen las protestas contra el Gobierno central y ciudadanos que buscan poder movilizarse desde hace más de una semana en medio de los bloqueos de los nativos en la ciudad de Cali (suroeste de Colombia).

«Hemos enviado una delegación del Gobierno Nacional para abordar esta problemática», entre la que se encuentra el ministro del Interior, Daniel Palacios, «quien, en este momento, por instrucciones mías, está viajando nuevamente a la ciudad de Cali», anunció el presidente de Colombia, Iván Duque, en una declaración de último minuto ante la situación en esa ciudad.

Videos que circulan en redes sociales muestran enfrentamientos entre indígenas y ciudadanos en un exclusivo sector del sur de Cali, donde varios vehículos sufrieron destrozos y al menos uno más fue incinerado.

Un informe de la Clínica Fundación Valle del Lili señala que «en el día de hoy (…) se recibieron en el servicio de urgencias cuatro pacientes con traumas que están siendo atendidos», mientras que versiones no confirmadas de manera oficial indican que habrían muerto personas, aunque no se precisa si se trata de indígenas o residentes de Cali.

Los indígenas llegaron a Cali provenientes del vecino departamento del Cauca (suroeste) desde el pasado 28 de abril para participar en un paro nacional indefinido contra el Gobierno central, en el marco de lo cual han cerrado vías y bloqueado carreteras, por lo que la ciudad atraviesa por desabastecimiento de alimentos y combustible, lo que habría generado la reacción airada de los vecinos y derivado a su vez en fuertes enfrentamientos.

Ante la situación, el presidente Duque hizo un llamado a los indígenas para que abandonen Cali y regresen a sus resguardos, en el Cauca.

«Quiero hacerles un llamado claro a los miembros del CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca): hemos visto que la ciudadanía en este momento ha sufrido mucho por los bloqueos y siente en este momento un rechazo a que se generen bloqueos adicionales o que se amenace su seguridad. Para evitar confrontaciones innecesarias yo quiero hacerle un llamado a los señores del CRIC para que retornen nuevamente a sus resguardos», dijo.

Asimismo, Duque indicó que le pidió al ministro del Interior que «entre en contacto con ellos, no para limitar la movilidad, sino para que se entienda que este no es el momento de generar provocaciones o confrontaciones con la sociedad».

Duque reiteró el llamado que hizo el pasado viernes para que «no haya más bloqueos, no más violencia» y se retorne a la tranquilidad.

Sin embargo, ante el pedido que le hacen el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, y la gobernadora del Valle (cuya capital es Cali), Clara Luz Roldán, para que arribe a la ciudad y atienda la emergencia, Duque señaló que no viajará por ahora.

«Tengo un gran equipo de gobierno en este momento desplegado en la ciudad de Cali. Yo he tomado la decisión, por prudencia, de no hacer en este momento presencia que distraiga el trabajo de la Fuerza Pública, que debe estar desplegada en toda la ciudad, pero estoy en monitoreo permanente», dijo el mandatario.

Al respecto, pidió a Ospina y a Roldán que se reúnan con los indígenas para que regresen a sus resguardos.

Colombia cumplió el domingo 12 días de manifestaciones que iniciaron el 28 de abril en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal impulsada por el Gobierno, que ante la presión de las movilizaciones debió retirarla el domingo 2 de mayo.

Sin embargo, las manifestaciones se han mantenido para exigir otras medidas al Gobierno, entre ellas retirar el proyecto de reforma a la salud, desmilitarizar los campos y ciudades, cumplir el Acuerdo de Paz, y desmantelar las organizaciones criminales.

Las manifestaciones contra el Gobierno fueron lideradas en la ciudad de Cali, que ahora es la más afectada del país por el desabastecimiento de alimentos y combustibles debido al cierre de vías que aún mantienen los indígenas.

Este domingo, la Policía Metropolitana de Cali informó a través de un comunicado que atendió «el llamado de auxilio de la comunidad» en el sur de la ciudad que denunció que «estaban siendo atacados por un grupo de indígenas que se transportaban en dos vehículos tipo escalera (camiones) y varios vehículos tipo camioneta».

Según la Policía, «en videos allegados se logra observar a los indígenas que se dispersan por los conjuntos residenciales, generando disparos con armas de fuego e incitando al terrorismo; realizando de igual forma, saqueos a casas y apartamentos del sector, lesionando a cuatro personas con arma cortopunzante y objetos contundentes».

Ante los disturbios, la Policía desplegó hacia el sector agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Los indígenas, por su parte, señalaron a los ciudadanos de actuar «como paramilitares» y de ser partidarios del uribismo, movimiento liderado por el expresidente Álvaro Uribe, que se dice contrario a las manifestaciones y bloqueos.

«Entendemos que esto responde a una táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares (…). Los mingueros (indígenas) fueron atacados por una turba uribista al pie de la vía, quienes pretenden retirar el bloqueo en el punto», indicó un comunicado del Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos Çxhab Wala Kiwe (ACIN).

«Hasta el momento se reportan varios comuneros (indígenas) heridos con impactos de bala por este ataque», agregaron los indígenas.

En el marco de las movilizaciones contra el Gobierno han sido documentados abusos de la Fuerza Pública, algunos de cuyos integrantes han disparado armas de fuego contra personas y reprimido con violencia a manifestantes.

Ante tales abusos, la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos, entre otros, han denunciado ante la comunidad internacional un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía de Colombia. (Sputnik)


Esta Nota fue Leída 4.060 Veces

  logo-google-new
TE INVITAMOS A OPINAR Y DEBATIR RESPECTO AL CONTENIDO DE ESTA NOTICIA

TE INVITAMOS A OPINAR Y DEBATIR RESPECTO AL CONTENIDO DE ESTA NOTICIA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logo-google-new
To Top