Connect with us
The Times en Español

The Times en Español

covid-19-coronavirus-aire

Chile

Chile logrará inmunidad de rebaño con su plan de vacunación masiva, asegura inmunóloga Ana-María Lennon Duménil.

Chile logrará la inmunidad de rebaño contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) con su plan de vacunación masivo, cuyo pilar es la vacuna del laboratorio chino Sinovac, afirmó la inmunóloga chilena Ana-María Lennon Duménil.

La científica, quien actualmente reside en París, señaló que el país sudamericano, que enfrenta una compleja situación con picos entre 8.000 y 9.000 casos diarios de la COVID-19 y un sistema de atención de salud al borde del colapso, hizo bien por apostar por la vacuna de Sinovac.

Lennon será parte de la conferencia «No lo sé: La ciencia y la dificultad de comunicar incertezas», bajo el marco del festival Puerto de Ideas Antofagasta 2021 de Chile que se celebra de forma remota desde el lunes pasado y se extenderá hasta el 18 de abril.

«Está bien apostar sobre esta vacuna, que era una vacuna a la cual Chile podía acceder, podía pretender y estar vacunando de manera masiva», indicó en entrevista con Xinhua la científica del Instituto Curie de París, Francia, uno de los centros más importantes del campo de la medicina y la biología a nivel mundial.

Chile inició el plan de vacunación masiva en febrero pasado, tras inocular en diciembre de 2020 y enero de 2021 al personal de la salud.

A la fecha, suma más de 7 millones de personas vacunadas, de ellas 4,9 millones completaron su tratamiento con las dos dosis necesarias.

Sobre la vacuna CoronaVac de Sinovac, Lennon explicó que es correspondiente a un virus inactivado.

«Es decir, toda la partícula viral que ha sido manipulada. Dado que un virus no va sólo a generar un tipo de anticuerpos, sino distintos tipos, lo más probable es que esa vacuna seguirá siendo neutralizante para las distintas variantes», destacó, no obstante recordó que el virus desde el principio de la pandemia está variando.

«Siempre hay cepas nuevas que se van generando», indicó.

Por esto, la científica espera y es optimista de que una vez que toda la población chilena esté vacunada con dos dosis, junto a la población que es «naturalmente inmune», porque ya ha tenido la enfermedad, la inmunidad de rebaño se alcance.

«Hay que mantener el optimismo y hay que ser positivos porque vamos a salir de esta, en gran parte gracias a la ciencia, pero también gracias a la resiliencia de los humanos y a su capacidad de luchar y a sobrevivir», alentó.

A nivel global, comentó que tener vacunas que funcionan en menos de un año es una «hermosa demostración de lo que la ciencia puede dar a la sociedad» y que ha sido «maravilloso» ver lo eficiente que fue el sistema de vacunas.

«La reactividad de las empresas internacionales farmacéuticas americanas, europeas, chinas, rusa, de distintas partes del mundo, la reactividad que tuvieron para producir esa vacuna, y en particular la vacuna ARN (que codifica un antígeno del agente infeccioso), fue extraordinaria», indicó.

La inmunóloga abundó que ha sido «interesante» ver que por primera vez el proceso científico de la ciencia, que está avanzando y haciendo descubrimientos, ha sido compartido para la población globalmente.

«Eso es totalmente novedoso para nosotros (los) científicos. Es muy interesante ver cuáles son las reacciones que se generan dentro de la población», dijo.

Aunque remarcó que ha sido complicado comunicar este tema a la gente durante la pandemia, porque «la ciencia funciona a través de la interpretación y por lo tanto lo que se genera no son verdades absolutas, sino que hipótesis».

«Ese proceso no es fácil de entender para la gente que no es científica y que espera de la ciencia que traiga verdades absolutas», indicó.

Por esta razón, subrayó que la comunidad científica ha quedado en deuda con la comunicación de la ciencia a la población durante la pandemia.

Lennon también reflexionó que, pese a que una pandemia no es un fenómeno nuevo, admitió que incluso ella, como científica, no estaba preparada para los efectos de una.

«Desde el punto de vista científico, como lo decían, nos podríamos preparar mejor, es decir, que la ciencia debería tener un rol más central en la educación y en general en la comunicación hacia la población independientemente de que haya una catástrofe o no», señaló.

Según la científica, esto permitiría una mejor reacción, reactividad y capacidad para aceptar «estas realidades que son difíciles de la parte de la mayoría de la gente».

Por Cristóbal Chávez Bravo

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia

Esta Nota fue Leída 29.697 Veces

logo-google-new
To Top

x