Connect with us
vacuna

Mundo

La OMS recomienda demorar 3 ó 4 semanas la segunda dosis de Pfizer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó ayer demorar «entre 21 y 28 días» la administración de la segunda dosis de la vacuna anticovid de Pfizer y BioNTech, un intervalo que en casos excepcionales podría llegar a 42 días, con el fin de aumentar el número de personas que puedan recibir la primera dosis.
Las recomendaciones fueron emitidas ayer por el Grupo Asesor Estratégico de Expertos (SAGE), presidido por el mexicano Alejandro Cravioto y reunido cinco días después que la OMS autorizara el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech, primera a la que ha dado luz verde la agencia en la lucha contra la pandemia.
«Aunque desconocemos los datos de seguridad y eficacia tras una primera dosis, recomendamos que en estas circunstancias excepcionales los países retrasen la segunda dosis unas semanas para maximizar el número de individuos que se beneficien de la vacuna», señaló Cravioto.
Otro experto del grupo, Joachim Hombach, señaló la posibilidad de aumentar el intervalo entre dosis a un máximo de seis semanas (en países como el Reino Unido algunos médicos incluso contemplan la posibilidad de aumentar ese plazo a doce semanas, dada la inicial escasez de dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech).
“Decepación con China”
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus
, desveló ayer que las autoridades chinas han impedido por ahora la llegada de algunos expertos de la misión que debe investigar el origen del coronavirus, por lo que se mostró «muy decepcionado» con Pekín.
«En las últimas 24 horas varios de los expertos comenzaron su viaje a China desde sus países, pero hoy hemos sabido que las autoridades chinas no finalizaron los permisos necesarios para la llegada del equipo, por lo que estoy muy decepcionado», señaló Tedros.
«Algunos de ellos en el último minuto, no pudieron viajar a China», añadió el experto etíope, quien durante más de un año había elogiado a Pekín por su colaboración en la pandemia, algo que había sido criticado por gobiernos como el de EEUU.
Esta misión, según informó la OMS en noviembre, está formada por científicos de Estados Unidos, Japón, Rusia, el Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.
Algunos están ligados a esa agencia con sede en Ginebra, otros a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otros a la Organización Mundial de Sanidad Animal.
La misión debería viajar, entre otros lugares, a la ciudad de Wuhan (centro de China), donde se detectaron los primeros casos de Covid-19, y en principio su objetivo es encontrar el posible origen animal del coronavirus y a través de qué canales de transmisión al ser humano.


Esta Nota fue Leída 8.995 Veces

logo-google-new
Pincha aquí para " Continuar Leyendo esta Noticia "
Advertisement
logo-google-new
To Top

x